30 abril, 2008

Prostituta no, señorita meretriz.


Es verdad que somos prejuiciosos. Pero el chiste esta en dejar de serlo.
Intentar todos los días ser mas tolerante con el que esta al lado.
Ayer estaba en el metro, cuando una señorita bastante particular, se subió al vagón.
Fue bastante incomodo, por que toda la gente se volteaba a mirarla sin disimulo, no falto el que se rió, el que le hacia una mueca, el que la miraba feo, el que le pegaba codazos al que tenia al lado. ¿Y todo esto por que? Solamente por que ella se subió al vagón.

Cinco estaciones más y ella saco de su cartera de lentejuelas, un montón de billetes. Y los empezó a contar. La gente empezó a murmurar y hasta la señalaron con el dedo. Ella se dio cuenta y a la estación siguiente, se bajo. ¿Por que tenemos que ser asi con la gente? Ella habrá tenido sus motivos para hacer lo que hace, total la vida es de ella, cada uno se salva como puede y eso es algo que tenemos que aprender.

Tenemos que aprender a ser TOLERANTES.
Saludos.

2 Comentarios:

Anónimo dijo...

uuuuu.. no se que paso... pero viste la luz....
muy bueno el blog e interesante cuestionarse la existencia de la realeza....
chao.

Anónimo dijo...

Ah!....otra cosa...Albert Einstein también dijo que: "Dios no juega a los dados"...
me parece que es tremenda frase...quiere decir que si nos concentramos bien podemos llegar al Hiranyagarba...¿Habrá algo más allá de eso?
En contraposición Stephen Hawkings dijo: "Dios no sólo juega a los dados sino que los tirá demasiado lejos..."
El resto pasa por nosotros si somos capaces de encontrar esos dados...no crees?